Susan Boyle da la nota en un aeropuerto de Londres

Portada del disco

Portada del disco

La cantante Susan Boyle parece no haberse adaptado correctamente a su nuevo papel de famosa. Mientras esperaba junto a otros viajeros en una sala VIP del aeropuerto de Heathrow, Londres, cogió una escoba y se puso a cantar a viva voz mientras intentaba limpiar los zapatos de sus compañeros de vuelo.

Una persecución de película

Los pasajeros, cuyos zapatos iban quedando relucientes mientras disfrutaban de una estupenda actuación musical en vivo, quedaron alucinados. Fueron ellos quienes avisaron a los trabajadores de la compañía para que intentaran calmarla. Sin embargo, reducir a la cantante de Britain’s Got Talent no fue moco de pavo. Én el momento en el que se vio acorralada decidió abandonar la sala corriendo y gritando: “¡Me he escapado, me he escapado!”

La noticia del extraño comportamiento de Susan Boyle se conoció rápidamente en todo el Reino Unido. El diario The Sun recogía las declaraciones de un testigo: “Era el caos. Susan estaba exhausta y agitada y empezó a montar una escena”. Y no sólo cantó, sino que “se puso a bailar y a gritar obscenidades a viva voz”.

Una vez que consiguieron controlar a la cantante, un empleado del aeropuerto estuvo con ella hasta el momento de subir al avión. Finalmente no ocurrió nada y todo quedó como una anécdota. Su comportamiento, según un responsable de British Airways, “estaba creando muchos problemas”…

Claro que estos problemas no parecen ni la mitad de importantes que los que se le han creado a la propia Susan Boyle, que no parece ni de lejos preparada para tanta fama y un éxito tan repentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *