La madre de Paul Walker pide la custodia de su nieta

Paul Walker

Los padres de Paul Walker han dado un paso más en su lucha por conseguir la custodia de la hija del actor, Meadow, de 15 años. Cheryl Walker, madre del actor de Hollywood fallecido ha solicitado formalmente la guardia y custodia de su nieta alegando los problemas con la bebida de la madre de la niña, Rebecca J. Soteros, con quien la pequeña vive desde la muerte el pasado diciembre del querido actor de Fast&Fourious.

Piden la custodia de la hija de Paul Walker

El mes pasado, la web TMZ.com ya se refería a la adicción al alcohol de Soteros, quien habría sido detenida el pasado agosto conduciendo  en estado de ebriedad. Sin embargo, esta no habría sido la primera vez que era sorprendida por la policía al volante en este estado. Ya en 2003 fue detenida por el mismo motivo. Fue juzgada y condenada a tres años de libertad condicional. Este mismo año, la Policía la detuvo por la misma causa.

Fuentes cercanas a la familia aseguran que Soteros lleva “años” luchando contra este problema. De hecho, éste habría sido el motivo por el que Meadow habría pedido a su padre en 2011 marcharse a vivir con él.

En el documento al que han tenido acceso algunos medios, la madre de Walker asegura que es “necesario y conveniente” que sea nombrada tutora de la niña. En el escrito, la progenitora del actor especifica, además, que la niña heredará 11,6 millones de euros (16 millones de dólares) de su hijo, una cantidad bastante inferior a los 18 millones de euros (25 millones de dólares) que aseguraban algunos medios que habría recibido de su padre.

El padre del actor, Paul William Walker III, fue nombrado albacea del testamento del actor y ya en febrero la revista People insinuó que éste y su mujer habrían solicitado que su mujer fuera nombrada representante legal de la menor, aunque hasta ahora no se conocían sus argumentos.

Lo que sí había trascendido es que Walker había dejado toda su herencia a su única hija, que en los últimos años se había mudado a California para vivir con su padre, al que estaba muy unida.

A pesar de que mantenía una relación estable desde hace siete años con su novia, Jasmine Pilchard-Gosnell, ni ésta ni tampoco sus progenitores aparecen como beneficiarios en el testamento que el joven intérprete habría firmado en 2001, el año en el que Walker rodó la primera entrega de Fast&Fourious.

Fuente foto: Univision.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *