Según un testigo, Ortega Cano adelantó en línea continua

El torero ha sido ingresado de urgencia por un herpes.

El torero ha sido ingresado de urgencia por un herpes.

El mundo del corazón sigue muy atento a la investigación del accidente del torero Ortega Cano en el que falleció Carlos Parra, un vecino de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla).

Ortega Cano adelantó de manera ilegal

Tras declarar el pasado viernes ante el juez que investiga el caso y negar haber bebido alcohol antes de la colisión, uno de los dos testigos que ha acudido a declarar al juzgado número 9 de Sevilla asegura que vio cómo el famoso extorero, uno de los más conocidos del mundo del corazón por su matrimonio con su ya fallecida mujer, la cantante Rocío Jurado, adelantaba poco antes de colisionar por línea continua.

Otro de los testigos del fatal accidente ha asegurado ante el juez que Ortega Cano conducía “muy rápido” y, cree también, que llevaba las luces largas puestas.

Este joven, que conducía tras el conductor fallecido, ha asegurado que el fallecido conduciría a 80-90 km/h y no a los 50 que decía el informe de la Guardia Civil ya que no lo perdió de vista ni un momento.

El torero, cuyo accidente ha estado desde el pasado mes de mayo en programas de televisión y revistas del corazón semana tras saemana, aseguró en su declaración que no había bebido alcohol aunque sí “se había mojado” los labios en cava en uno de los cinco establecimientos que visitó la noche del accidente, a pesar de que según el informe de la Guardia Civil triplicaba la cantidad de alcohol en sangre permitida.

Los detalles de la declaración de los testigos han coincidido con la noticia del ingreso de urgencia del marido de Rocío Jurado este pasado domingo por los “fortísimos dolores” que le ha causado un  herpes zoster que padece en la zona de las piernas y de la espalda. Según han apuntado en el programa de corazón “Corazón de…” (TVE), los nervios podrían estar detrás del agravamiento de esta infección vírica.

Fuente: El Mundo y ¡Hola!

Foto: Europa Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *