Lindsay Lohan aislada de las demás reclusas

Lindsay Lohan en aislada en la carcel

Lindsay no la quieren en la cárcel

Lindsay Lohan fue trasladada a un módulo de aislamiento durante varias noches ya que desde que sus compañeras en la cárcel de Lynwood (California) se enteraron de quien era, no pararon de insultarla y abuchearla en todo momento por lo que la actriz entró en un ataque de histeria.

Según precisó Cheryl Presser una ex presidiaria al diario británico “Daily Mirror”, Lohan lloraba y gemía; entonces los guardias de la prisión decidieron aislarla para que el resto de la población carcelaria pudiera estar en paz, y para que no despertara al resto de sus compañeras.

Por su parte la ex compañera de la famosa actriz afirmó que “El otro día Lindsay fue encerrada bajo llave mientras muchas de nosotras tuvimos dos horas para ir al patio o ver la televisión”.

Según se pudo saber la actriz hollywoodense ganó la enemistad de todas las presidiarias de la cárcel de California, ya que Lohan entró con aires de superioridad, actitud que irritó al resto de sus compañeras por lo que decidieron tratarla de manera despectiva para demostrarle que dentro de la cárcel todas son iguales y que su vida afuera como protagonista de la prensa rosa, no importa .

Sin embargo el punto que genera mayor controversia entre las mujeres de la cárcel de Lynwood es que Lindsay puede recibir visitas todos los días, mientras que el resto de la población puede hacerlo sólo durante los fines de semana.

Lindsay le cuenta a todos sus familiares el calvario que está viviendo y las malas condiciones de vida que tiene en la cárcel. Su ex compañera, Presser, comparte esta visión y afirma que “Las salas son frías y malolientes. Apestan. Además su compañera de celda reconoció que el aire acondicionado funciona con mucha potencia y por este motivo “no se puede dormir porque da frío”.

De cualquier manera recordemos que la actriz sólo estará en cárcel durante 14 días, pero son los suficientes como para que la prensa rosa y todo el mundo esté pendiente de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *