Jennifer López, retenida en Moscú por una buena causa

La actriz y su marido, en el Festival de Cannes

El viaje de Jennifer López a Moscú ha comenzado de muy mala manera. La actriz y cantante, que llegó a la capital rusa el domingo por la noche, tuvo que pasar dos horas en el aeropuerto Vnúkovo-3 porque los agentes de aduanas encontraron un puñal en el equipaje de su marido, el músico Marc Anthony.

Una fiesta benéfica

La razón de la visita de J-Lo y Marc Anthony a Moscú es la fiesta de celebración de los 40 años de Naomi Campbell, que coincidirá con una fiesta benéfica. Por ello, la modelo y su novio, Vladímir Dorónin, acompañaron a la pareja en el aeropuerto hasta que se solucionó todo el embrollo. Una vez que todo terminó, los anfitriones se dirigieron a su apartamento y los visitantes al Hotel Ritz, según el diario de noticias de famosos Life News.

A pesar de estar invitados a una fiesta benéfica, J-Lo y Marc Anthony no tuvieron reparos en ser trasladados al Hotel Ritz en un Rolls-Royce, “tal y como había exigido personalmente Jennifer”, según indicó un guardaespaldas.

La gala a la que acudirán los invitados es una fiesta benéfica organizada por la “diosa de ébano” y Daria Zhúkova, esposa del magnate Roman Abramovich. Esta iniciativa benéfica, llamada Neón, contará con invitados de la farándula provenientes de todos los rincones del mundo.

Según algunos medios de marujeo, a la fiesta benéfica también acudirán la actriz española Penélope Cruz y el estadounidense Leonardo DiCaprio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *