El adiós de Duke: la emotiva despedida a un perro con cáncer

Hace algo más de una semana las redes sociales recogieron una de esas historias que son capaces de conmover hasta al más duro de los corazones. Se trata del testimonio de amor de una familia estadounidense por Duke, el perro labrador que los acompañó durante tres años, dos de los cuales vivió soportando una enfermedad común entre estos animales: el osteosarcoma.

Este padecimiento es un tipo de cáncer óseo que se extiende rápidamente. Por lo general aparece en la metáfisis de huesos tubulares largos, desde donde comienza un agresivo avance que termina inevitablemente con la muerte. En el caso de Duke, la familia Roberts -su dueña- hizo todo lo posible por salvarlo, incluyendo la amputación de una de sus patas delanteras. Sin embargo, todos sus esfuerzos fueron en vano; la condición de su querida mascota empeoró hasta niveles dramáticos lo que los llevó a plantearse la eutanasia como la única salida humana para la situación.

duke-despedida-perro-cancer

Foto: Roby Arouty

Pero no quisieron dejarlo ir sin un tributo. Cuando un ser vivo entrega tanto amor no se puede despedirlo sin más, sin un testimonio de cariño por todo lo que entregó. Por esto, Jordan Roberts, la madre, quiso que el último día de la mascota fuese el mejor de su vida. Decidió organizarle a Duke una fiesta con todas las personas que lo habían conocido, cocinar hamburguesas, llevarlo al parque acuático e inmortalizar el momento con fotografías hechas por Roby Arouty.

duke-despedida-perro-cancer-2

Foto: Roby Arouty

Esta emotiva historia no tardó en viralizarse a través de las redes sociales. Su impacto fue tal que la página web de la fotógrafa colapsó durante algunas horas, debido a la cantidad de personas que intentaron acceder a ella. Sólo el amor tiene el poder de movilizar a tanta gente.

Liberty te ha traído esta información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *